4 abr. 2016

Diario de diseño: Cancelaciones e ideas abandonadas

Al contrario que el resto de diarios de diseño, este no va sobre ningún proyecto concreto sino sobre todos a la vez, quizá una entrada más personal que de costumbre.

Como muchos podrán suponer, ya que alguna vez lo he comentado y suele ser habitual entre aquellos que creamos casi cualquier cosa, tengo una libreta donde anoto ideas, retazos, cosas que me gustaría realizar, etc. Muchos de esos proyectos y conceptos encuentran aplicación con el tiempo y llegan a buen término, pero otros se quedan en el tintero, por muchos y diversos motivos.



¿Porqué se cancelaron? ¿Qué llevó a cambiarlos? ¿Qué pretendían ser?


¿Porqué se cancela un proyecto?

Cancelar o abandonar un proyecto puede ser duro, y conlleva el análisis de motivos y la toma de decisiones de cara a la continuidad de la idea. Estos aspectos resultan especialmente interesantes para analizar futuros proyectos, ya sea la situación del mercado, el tipo de juego, las mecánicas o el estado de ánimo en que nos encontremos. Todo influye.

Ningún proyecto termina siendo exactamente tal y como se plantea al inicio, de hecho, suelen cambiar y mejorar en el proceso de creación y desarrollo. A veces las cancelaciones son en realidad recesos, pasando a crear otros proyectos menores mientras refrescamos las ideas o sometemos al juego a playtest. En otras ocasiones, la obra inicial, cancelada o no, termina por moldearse de nuevo desde cero, para ajustarse mejor a las pretensiones originales.

Es posible que los proyectos se vuelven demasiado grandes, ambiciosos, o simplemente se pierde la motivación inicial, algo de lo que he hablado muchas veces, recomendando los microjuegos como formato ideal para iniciarse.


Proyectos cancelados

Recientemente he reducido considerablemente el tiempo que tengo para crear material rolero debido a los estudios, y ello, unido a que actualmente llevo dos proyectos simultáneos, me ha hecho revisar las notas e ideas para juegos futuros que me gustaría desarrollar, y me he fijado sobretodo en aquellos que se quedaron atrás.

No todos los motivos para cancelar un desarrollo tienen el mismo peso en los diferentes proyectos, y aunque estos fueron los motivos principales para frenar su desarrollo, en otros muchos casos fue por ideas con más potencial.

Estos son algunos de mis juegos cancelados, de qué iban a tratar y los motivos. Todos los nombres pertenecen a su proyecto, es decir, eran provisionales.


Proyecto 1920: Uno de mis juegos cliché. Lo intento cada cierto tiempo. El juego pretendía recoger el estilo de vida y los conflictos sociales de los años 20/30, previsiblemente en tramas similares a las vistas en El gran Gatsby, con un sistema que permitiese establecer nexos entre Personajes y usarlos en cada 'enfrentamiento', los cuales rara vez iban a ser físicos, estaba pensado para que todo fuera más sentimental.

Decidí abandonarlo por no lograr capturar la esencia de lo que pretendía. Las partes mecánicas tal y como estaban planteadas (Y que no pasaron del planteamiento) eran algo ya visto en juegos como Breaking the ice, o pueden hacerse fácilmente con FATE. Viendo que poco podía aportar y el escaso avance del proyecto, se quedó en el tintero.


Proyecto Steampunk: La prueba de que no todo lo que te gusta puede ser un juego. Me encanta el steampunk, sin embargo la idea ha sido explorada de sobra en los juegos de rol, y no me pareció que pudiera aportar novedad alguna.

Se canceló debido a que, a pesar del sistema que tenía en mente, no hacía nada que no pueda hacer actualmente sistemas genéricos como HITOS o FATE. No se si puede hablarse de proyecto cancelado, ya que este nunca llegó a tener nada más allá de la idea.



Proyecto Postapocalipsis: Esta idea me encanta. Existen muchos referentes temáticos que me gustan, sin embargo, la irrupción de Apocalypse World cambió mis planes. Si bien la idea sigue ahí en cuanto a temática, ya ha cambiado completamente. Pretendía ser un juego de extensión media/larga, pero desde mi punto de vista no hacía mejor lo que ya hace AW.

Este juego lo considero una cancelación en toda regla. Tenía todo el sistema escrito, Hojas de Personajes, título y logo diseñado y llegué a realizar varios playtesting con el prototipo impreso, sin embargo, ciertas partes del sistema eran ignoradas por los Jugadores, precisamente aquellas que hacían que el juego 'rodase' hacía la dirección que quería, con lo que finalmente el sistema fue volcado en otro proyecto. De hecho, la mecánica de elección de dados de Castillo de cenizas quizá surgiera de esta cancelación, ya que guarda pequeñas pinceladas mecánicas con lo que planteaba en Postapocalipsis.


Sistema D20 Reescrito: Viendo el nombre del proyecto sobran los comentarios, pero sí, hace relativamente poco me plantee reescribir D20 cambiando aquello que no me gusta o creo que no funciona. Iba a ser, como no, medieval fantástico/épico. Esto, junto a que no veía grandes cambios entre lo que yo podía hacer y otras opciones mejores ya existentes, abandoné la idea.

Este proyecto llegó a desarrollarse hasta la mecánica básica y el uso de habilidades, incluso hubo bocetos de Hojas de Personaje, pero ningún avance considerable.


Proyecto Mago: Siempre me ha gustado la idea de Harry Potter, especialmente el trasfondo. La idea era reescribir algo que contuviese todo aquello que considero interesante de la saga, las sensaciones que me transmiten esos aspectos. Sin embargo, un par de juegos guardaban similitudes muy marcadas, y, de nuevo, no ofrecía nada más que ambientación, ya que el sistema podía ser sustituido por FATE o Hitos o cualquier genérico sin mucho problema, con lo cual mecánicamente el aporte era muy bajo.

No llegó a desarrollarse más allá de ideas, nombre y logo.


En conclusión

Creo que no siempre el hecho de cancelar un proyecto es negativo. A veces se hace para potenciar otras ideas, o derivan en juegos más interesantes. Creo que las cancelaciones hablan también del autor, y observar nuestro propio filtro hace que valoremos con más objetividad las ideas que tenemos, que a menudo son muchas, y queremos llevar a buen fin.

A veces, los recesos y pausas en los proyectos hacen que recuperemos el enfoque de la idea o vuelva con un tono más fresco.

Por supuesto, y para finalizar, dejar claro que estos son mis motivos personales, subjetivos, y que no tienes que guiarte por ellos. En muchas ocasiones, juegos aparentemente similares tienen un gran factor de autor, pinceladas especiales que lo hacen diferente, aun pudiendo tratar la misma temática o partir del mismo sistema. Si tienes una idea, lucha por ella.

¿Habéis cancelado vosotros algún proyecto? ¿Sabéis de alguna otra cancelación? ¿Alguna de estas ideas os hubiera suscitado interés?