19 ago. 2015

Un año de La barba rolera

Hoy toca atusarse y engalanarse la barba y sacar los dados de las ocasiones especiales.

Sí, es una tarta. Concretamente
del cumpleaños de Vin Diesel.

La barba rolera cumple un año, y aunque al principio pensé que este artículo podía alejarse de la temática del blog, luego me he dí cuenta de que podría tener un punto en común con los lectores habituales, y que quizá pudiera serles de cierta utilidad. Hoy me gustaría contaros un poco de mi historia como rolero en la faceta creativa, lo que me llevó a crear el blog, su historia, y hacer un balance de todo ello. Quizá un año sea poco tiempo para hacer recuento, pero vale más lo que aprendes por el camino que la duración del mismo.

Obviaré mis inicios en los juegos de rol, pero diré prácticamente siempre he estado creándolos. Con 14 años, decidí reunir todas esas mecánicas que usaba para jugar con mi hermano en una libreta, y hacer un juego para nosotros, un reglamento al que acudir para recordar mecánicas y salir de posibles dudas, al tiempo que compraba 'dados de muchas caras' en una tienda de wargames. Sí, soy ex-jugador de wargames.

Según la fecha marcada, el 06/03/05, dos años después, en una libreta y escrito a mano, consideré, en mi ignorancia, que el juego estaba terminado. Reconozco que me averguenzo un poco, fue mi primer fantasy heartbreaker, y estaba fuertemente influenciado por las dos únicas referencias que tenía ajenas a mí mismo: La saga de C-RPG Final Fantasy y el archiconocido D&D.

Mi primer dado rolero. Tiene el 20 en dorado debido
a su absurda tendencia a los malos resultados.

Creo que pisé todas las minas e hice mal todo lo que uno puede hacer mal cuando crea un juego de rol aislado en sí mismo. Era injugable, tenía errores tanto a nivel mecánico como de explicaciones, copiaba cosas deliberadamente... Pero nos divirtió durante mucho, mucho tiempo, así que supongo que cumplió su objetivo. Y sobretodo me entretuvo en el instituto, en el que consumía mucho tiempo de clase ideando mecánicas... Eso no fue tan bueno. Creo. Pero fue divertido.

Durante las vacaciones de verano de 2010, y contando con una Blackberry, un 3G deficiente y con el objetivo de perfeccionar aquel engendro injugable, decidí teclear y buscar las palabras mágicas: 'Crear un juego de rol'.

Así encontré el foro Salgan al sol, al que le debo muchísimo. Estaba lleno de gente que, como a mi, les gustaba crear juegos, y tenían ideas que jamás había imaginado. Aunque éramos pocos, fue liberador encontrar gente como yo, pero con ideas nuevas y diferentes, y capaces de hacer que te replantees las cosas. Veía gente que hacía cosas geniales, y pensaba 'Yo quiero hacer eso', y además me acogieron genial y tuvieron paciencia con mis dudas de novato cansino.

Básicamente yo por entonces

En un principio pensé que sus recomendaciones e ideas no funcionaban, que eran extrañas, y desde luego, no quería cambiar el juego que había creado. Afortunadamente, esa idea duró poco y comencé a reescribir, quizá tenían razón. Conocí también el foro The forge, y debido a la mala cobertura que antes mencioné, mi única actividad ese verano fue leer teoría y juegos, analizar, aplicar y probar todo lo que comentaban, aún conservando las dudas de si realmente funcionaría dicha teoría.

Al volver de esas vacaciones, decidí que ya no podía cerrarme y dejarlo para mi, invité a unos amigos y les sugerí probarlo. El juego había mejorado mucho, jugamos durante dos años, y en ese transcurso, cambió tanto que prácticamente ya no conserva nada de sus inicios. Sin duda, la teoría funcionaba.

Continúe absorbiendo y probando todo lo que pude, leí acerca de la teoría lúdica y juegos de rol, tendencias de los Jugadores, hice playtesting de mi juego, aprendí a manejar Illustrator e InDesign, averigué que una tirada de ataque y otra de defensa cada vez hace el juego lento, darme cuenta que había datos que no usaba, etc. para hacerlo lo mejor posible. Durante ese proceso, en 2012, y debido a la polémica con un juego de rol amateur, encontré SPQRol, otro foro genial, donde estaban muchos de los antiguos miembros de Salgan al sol, y otros muchos con mis inquietudes. Poco después, el foro Salgan al sol, tras caídas contínuas y meses innacesible sin motivo conocido, desapareció sin más.

Portada del difunto Salgan al sol. Muchos de sus antiguos
usuarios están en SPQRol o en Ciudadela digital.

El verano pasado, decidí que sería genial compartir todo lo que había aprendido y me había sido útil, para que aquellos que aún no lo conocían lo encontrasen como a mi me hubiera gustado encontrarlo. Era el momento de abrir un blog.

Así, el 19/08/14 nacía La barba rolera, nombre que debo confesar, no fue idea mía, sino de mi pareja. Recuerdo que pensé en algo clásico, un nombre que contuviera 'dados', 'espada' o 'dragones', y entonces comentó algo como 'Ponle La barba rolera, que todos los roleros tienen barba y tú también.'

¿Recordáis cuando mencionaba un punto en común? Creo que todos los creativos pasamos por un proceso parecido de una u otra forma, y podemos recordar porqué hacemos lo que hacemos, qué nos llevó a ese punto, y épocas en la que nos guardábamos todo para nosotros mismos, e incluso puede que muchos aún lo hagan. No creo que esa actitud de guardarnos las cosas sea el camino.

Mostrar mis ideas y proyectos no sólo es una motivación, sino que además los comentarios son de gran ayuda. Crear un juego de rol es divertido, pero cuando funciona y es capaz de divertirte tanto a ti como a otros, es aún mejor. Creo que este es un hobby que tiene una gran base no sólo social, sino de compartir lo que hacemos, ya sea para mejorar o como parte esencial del propio hecho de jugar.

Gracias a los foros (y a sus usuarios) aprendí la teoría y conocí gente como yo, y cuando di el paso de crear este blog, a pesar de que en un inicio pensé que era demasiado concreto y para un público reducido, en los lectores y la comunidad encontré más como yo que les gusta todo esto, y de los que a día de hoy sigo aprendiendo cosas nuevas. A los que atendieron (y atienden) con paciencia mis dudas y las de otros en los foros, a los que sugieren ideas, a los críticos y a los que comparten opinión, a los que formulan teorías y métodos y los que tratan de refutarlas, y creo que, aunque podría acordarme de ello cualquier día, este es uno significativo para ello.

Tengo que dar las gracias a mucha gente por formar parte esencial de esto que tanto me gusta. Valga este post por los ausentes y por los presentes.

Gracias.



"I would like the world to remember me as the guy who really enjoyed playing games and sharing his knowledge and his fun pastimes with everybody else.
- Gary Gygax


PD: Y ahora, volvamos a la programación habitual, que los dados no van a rodar solos.