22 dic. 2019

6 formas de presentar Personajes durante la partida

Entre los miles de artículos dedicados a la creación de Personajes de todo tipo, e incluso entre aquellos que ya nos dan su perfil creado, se suele obviar un paso vital para la primera impresión de un Personaje: Su presentación. ¿Cómo introducimos los Personajes en nuestras partidas? ¿Qué opciones tenemos?


En mi búsqueda para aportar un estilo diferente a la narración de partidas he encontrado algunas formas distintas de presentar personajes e integrarlos a las escena partiendo de otros puntos que no son "Aparece alguien que...", y especialmente, puntualizando de otra forma las descripciones cuando se trata de asignarle un aspecto prescindiendo de imágenes. En este artículo encontrarás algunas formas diferentes de presentar y describir tus personajes en juegos de rol.

Metáforas poderosas: Y mejor aún si son poco vistas. Puedes basarte en elementos físicos  o sensaciones, o mucho mejor, combinarlas("Su apoyo llega como una brisa fresca", "Su presencia tiene la fuerza del fuego"). Con este tipo de descripciones se pueden lograr resultados diversos en función de la experiencia de cada Personaje y Jugador, por ejemplo, referenciando elementos que sabes de antemano que los Jugadores entenderán de formas distintas, como un subliminal. Ten muy en cuenta el espacio creativo que puede generar en los oyentes, ya que ofreces una descripción que se presta a multitud de puntualizaciones.

Impactando en el entorno: Describes solamente las sensaciones y efectos que tiene el Personaje introducido en el entorno, ("Ante su presencia, los demás personajes se miran inseguros" o "Todos guardan silencio cuando habla, no pisan sus palabras") Esto nos da, además de impresiones del Personaje, un valor narrativo del entorno.

Impacto en los sentidos: En el otro lado de la balanza, describir partes del nuevo Personaje introducido apoyándose en lo que provoca en los sentidos comunes ("Huele a ropa recién lavada" o "Su piel tiene el aspecto de la seda más suave que hayáis visto")


Evitando o remarcando detalles: Si juegas en ambientaciones con razas diferentes, puedes jugar con ello. De todos es sabido que los elfos son gráciles, es bastante peculiar que uno concreto no lo sea, o luche con una brutalidad inusitada. Del mismo modo, recalcarlo sobre sus iguales lo convierte en algo excepcional. Aquí lo fácil es recurrir a la comparativa, pero la buena idea es, a veces, no hacerlo con sus iguales, sino con otra referencia distinta.

Describir sus acciones: "Golpea con la brutalidad de un boxeador" o "Sus enemigos reciben los puñetazos como si los golpeara un saco de cemento" inducen sensaciones e impresiones del Personaje en cuestión, directas y concisas. Además, no detienes la acción, y es como ver una escena en movimiento, siendo sencillo incluir este tipo de descripción sin frenar la trama para introducir al Personaje.

Apoyada en el entorno: Hay personajes que no tienen un impacto directo en el entorno, más bien al revés, siendo el entorno el punto de referencia para ellos ("Parece vestido de forma descuidada para ser un invitado de esa fiesta" o "Ni una de las flores del jardín podía hacer frente a la belleza de sus manos cuidadas")

En artículos anteriores hemos hablado acerca de crear villanos de forma efectiva y del valor de introducir y tratar bien a los PNJs. ¿Qué otras formas usas tú? Cuéntanoslo en los comentarios, Twitter o Facebook. ¡Queremos escuchar tus métodos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario