13 sept. 2017

5 cosas que necesitas para crear juegos de rol

De vez en cuando, en las comunidades destinadas a los juegos de rol, o más concretamente a la creación de los mismos, encontramos algunas dudas y situaciones recursivas surgidas principalmente por la inexperiencia en este campo. Si la afición rolera es ya pequeña con respecto a otras como los videojuegos, la de creadores es aún menor, y no es como dibujar o escribir, que prácticamente siempre hay alguien cerca que sabe hacerlo muy bien, tiene nociones de ello o hay miles de consejos en internet. En este caso es todo más reducido.




Crear juegos conlleva un proceso de aprendizaje propio e individual, de pruebas, de ensayo y error, más aún si no hay tanto material de consulta, si no decides seguir determinadas líneas y además en un hobby no muy grande. Aquí van cinco cosas que quizá no te contaron antes de comenzar a crear juegos de rol y que necesitas saber.

Como podéis imaginar, no puedo hablar del ámbito de la publicación y la edición de forma profesional porque mi experiencia se limita a los campos creativos y lógicamente me baso en mi experiencia y los interrogantes recurrentes en las comunidades destinadas a la creación de juegos de rol, pero cada cual tendrá las suyas propias. A mi lo que me gusta es crear mecánicas y ambientaciones, y como en todo, cuando le has pillado el truco y el gusto comienzas a descubrir cosas en que quizás no habías pensado (O no te habían contado) al principio.

Antes de hablar de todo esto es preciso aclarar un par de puntos. Si tu único propósito (Y es perfectamente válido, que no se me entienda mal) es crear un juego partiendo de un sistema existente o modificándolo, es muy probable que no te hayas topado con algunas cosas que aquí comento, debido principalmente a que dichos sistemas están más que probados y explorados como para solucionar cualquier imprevisto y por supuesto, mucho trabajo ahorrado al no tener que diseñarlo desde cero. Esas son, precisamente, las ventajas de partir de un juego o sistema existente. Aún así, y aunque todas las que aquí comento las he ido descubriendo en los pasos que yo suelo seguir (Es decir, investigación, creación, escritura, playtest, corrección y maquetado) es posible que muchas de estas cosas te resulten familiares, especialmente si has optado por partir de cero.


Necesitarás tiempo, mucho tiempo
El proceso de crear un juego no termina cuando tienes claro cómo va a funcionar anotado en una libreta. O sí, dependiendo de tus objetivos, pero supongamos que quieres algo más. El proceso de escritura, corrección, playtesting y retoques finales (Maquetado o no en función de tus objetivos) consumen mucho tiempo. La búsqueda de bugs y reparación de errores o el pulido de las mecánicas lleva mucho tiempo. Afortunadamente, si es tu principal afición, no duele tanto.

Una de las preguntas clásicas que comentaba al principio es la de ¿Cuánto se tarda en crear un juego de rol? Y la respuesta es chunga… bastante si tenemos en cuenta todo esto.




Necesitarás jugadores comprometidos
Si no se te había pasado por la cabeza este punto, es importante, y ya te lo cuento yo sin rodeos: Vas a necesitar amigos, amigos que además tengan tolerancia a los errores (Porque vas a tener muchos en las primeras fases del juego) y sobre todo que tengan interés en probar cosas nuevas. Si nunca cambian de juego, será difícil que prueben el tuyo. En este caso internet lo pone mucho más fácil mediante las comunidades dedicadas a los juegos de rol y la videoconferencia o herramientas concretas destinadas al juego online. Pero si lo tuyo es la mesa, la alternativa en caso de que no dispongas de amigos dispuestos a la aventura es buscar un grupo interesado y no podrías pedir más si además son creadores o testers avezados.


Es difícil lograr algo totalmente nuevo
Esto tiene un poco que ver con nuestro objetivo y nuestra percepción de la originalidad, pero no son pocos los que consultan la existencia de alguna mecánica en los círculos roleros y salen mil referencias a juegos con mecánicas idénticas o muy parecidas. Es difícil lograr algo totalmente nuevo y creo firmemente que cada vez más los juegos se diferencian en el enfoque o la interacción entre las mecánicas y no con la originalidad pura de las mismas. Si buscas crear algo nunca visto y totalmente nuevo es difícil, y para no caer en lo repetitivo se requiere investigación, revisar todo lo posible en busca de si algo se ha hecho o no y cómo, y si es posible incluso los motivos de ello.

Necesitarás investigar, leer y jugar todo lo posible. No te cortes en ello.


Necesitarás ciertos conocimientos
A la hora de introducir mecánicas complejas más allá de sumar o superar una cifra, necesitarás ligeros conocimientos de estadística y probabilidad. Existen herramientas como Anydice que pueden ayudarte con ello, pero si te surge alguna duda seguramente puedas consultarla en foros o comunidades, no obstante si tienes curiosidad en dicha ciencia, mejor. Lo mismo se aplica a la hora de escribir (Especialmente todo lo relativo a la redacción de manuales) y sobre todo, experiencia con juegos de rol, sea jugando o dirigiendo. Si quieres crear un juego de rol, juega antes, todos los que puedas, no tengas miedo de probar: Te vendrá genial.




La destreza con las mecánicas vendrá a partir de ahí y mediante el ensayo y error. No podría concretar mucho más porque depende de la experiencia y los campos que domine cada uno, pero el conocimiento se amplía a partir de ese punto. Aunque a mi la teoría rolera me resulta muy útil y conozco otros casos similares, ya hablé en su día de mi visión del asunto y creo que es relevante en este punto.

En definitiva, experiencia con los juegos de rol, juega, lee y dirige mucho, estadística y probabilidad y todo lo relativo a la escritura son necesario y bienvenidos. Mi consejo personal: Profundiza en esos campos, te llevará a buen puerto.


Necesitarás voluntad y compromiso
Crear un juego es una carrera de fondo, requiere fuerza de voluntad y compromiso, es laborioso, llega a ser agotador y requiere tiempo, tanto en escribir como en investigación. No te desanimes, si te gusta, se te hará leve. Lo mismo aplica para el grupo encargado de las pruebas de juego, alguna tarde es posible que se centre en una mecánica concreta, habrá cambios en el juego y otros posibles eventos derivados.

También necesitamos sinceridad, tanto con nosotros mismos como el grupo con respecto al juego. Si algo no funciona, hay que hablarlo abiertamente, no negarnos a las tensiones emocionales o creativas y comprender muy bien lo que estamos haciendo y porqué, no perder de vista nuestro objetivo y pretensiones iniciales.

"El arte es la libertad del genio." 
- Adolf Loos

Por último que todo esto no te asuste: Sigue siendo una gran afición y a poco que te gusten los juegos de rol tienes ya mucho terreno preparado. Lánzate a ello.