5 feb. 2015

Playtesting, cómo, cuándo y porqué

Y finalmente, llegaremos a la fase Alpha, aquella en que tenemos claro cómo queremos que sea nuestro juego, pero aún falta mucho por depurar. En este punto, surge un concepto nuevo: El Playtesting.

El Playtesting, traducido al español como 'Prueba de juego' (y a veces llamado simplemente 'testeo' o 'testing') es la primera prueba de fuego que nuestro juego y nosotros mismos debemos superar, exponiendo a las críticas y opiniones tanto al sistema como a la ambientación, con objetivo de obtener feedback (o retroalimentación) de nuestro trabajo y mejorar el futuro resultado. En este artículo cuento cómo lo hago yo y las técnicas que uso.



¿Qué es?

El playtesting son las primeras pruebas de un juego de rol. Consiste en hacer una partida con tu propio juego siguiendo las reglas y normas que tu mismo habrás redactado. Al finalizar cada una de las fases, obtendrás cambios, sugerencias y nuevas ideas para optimizar el proyecto.


¿Porqué?

Los Playtest nos ofrecen resultados del juego en movimiento
. De cómo el texto es leído, de cómo suena, de cómo se juega y funciona, resaltan los errores tanto mecánicos como de redacción y nos dicen, explícitamente, como mejorar el juego, cuál debe ser el siguiente paso.

Además, realizar testeos del juego resulta muy motivador, nos acerca a nuestra meta no sólo en cuanto a trabajo realizado o por realizar, sino reforzando nuestra ilusión y motivación, especialmente si sale bien.

El testing nos acerca también a la crítica y a tratar con ella, y debemos ser muy conscientes de que puede no gustar a todo el mundo, o puede gustar muchísimo, y tenemos que lidiar con ello sin perder la motivación. No todos tenemos los mismos gustos, pero ello no hace que nuestro juego sea malo.


¿Cuándo?

Lo ideal es que ya tengas el juego en un estado avanzado, y muy aconsejable, impreso, o dada nuestra era digital, en algún formato que permita consulta rápida y anotaciones o marcas. Esto es de vital importancia. Puedes hacerlo cuando no encuentres nada que mejorar o tengas dudas acerca de las mecánicas. Además, el imprimirlo te permite localizar mucho más rápido los errores en el texto como faltas ortográficas, errores gramaticales, etc.

Antes de realizar un playtesting, aléjate del proyecto, no lo toques durante un tiempo, al menos un par de semanas. Ello te dará margen para obtener nuevas ideas, limpiar la mente y eliminar malos hábitos como interpretar el texto según lo que sabes, y no lo que lees, o aplicar mecánicas de la forma que quieres que sean, y no como están escritas.


Algo así, pero versión rolera.

¿Cómo?

Consiste en una partida normal usando tu manual, incluyendo TODO el proceso en la orden en que está redactado en él. Lo ideal es una partida one-shot de una tarde, pero que ponga a prueba todas las partes del sistema, de modo que puedes "planificarla" en cierto modo (Tipos de Personaje, mecánicas que más usarás, etc). Debes estar muy atento a las dudas de los Jugadores, a sus hábitos, quejas, sugerencias y preguntas.

Fase I: Depuración mecánica. En la primera fase, depuramos la mecánica, no importa si no tienes redactada aún la ambientación. En esta fase, tú eres el Director de Juego, y debes aplicar el reglamento, y lo más importante, LEERLO tal y como está escrito, para probar las reglas sin modificaciones que eviten los errores y detectar errores en el texto. Toda sugerencia, duda, error, lo que sea, márcalo en el texto. NO REALICES CAMBIOS hasta terminar el playtest. Si te es posible, prueba el juego con varios grupos de juego, e incluye Jugadores que no sepan nada de tu proyecto, Jugadores nóveles, etc. Trata de amplificar el espectro de público de tus pruebas de juego. Si todos coinciden en las mismas dudas o problemas, entonces es momento de realizar los cambios, como siempre, tras finalizar el playtest.

En ocasiones, Jugadores acostumbrados a juegos, o aquellos que no tienen experiencia pueden indicar como fallos cosas que no lo son, dando 'falsos positivos'. Es importante tener esos puntos claros, pero no considerarlos fallos hasta que tengas muy claro que lo son.

Es muy, muy aconsejable jugar más de una partida con esos grupos hechos, tras cada cambio, y que puedan (y puedas) evaluar cómo han ido.

Fase II: Depuración de la redacción. Posteriormente, una vez tengas esa parte pulida, lo ideal es que dirija otra persona usando tu manual, para depurar el texto. Es importante saber aquí que casi con seguridad, tu juego no es como tú lo lees. Que lo lea otra persona te dará una visión clara de cómo lo interpreta alguien que juega por primera vez a tu juego siguiendo tus explicaciones. Si estás presente durante estas pruebas NO aclares dudas, NO hagas comentarios, simplemente anota todo lo que consideres relevante, como errores de intepretación. Si planeas publicar tu juego, debes ser consciente de que habrá quien no cuente con tu ayuda, y tu manual es la única forma de tener claro todo el proceso de juego. Es un manual de instrucciones que debes escribir para que se entienda.

Una vez acabes con las dos fases, aconsejo volver a la primera, y repetir, hasta lograr el resultado deseado. Es muy útil que cuentes con un grupo ajeno al proyecto, que pueda evaluar los cambios de forma imparcial, y te de una visión más limpia de ellos. Sabrás cuando es suficiente cuando encuentres tu juego sin errores y cumpliendo los objetivos que te proponías.




Otros consejos

Si eres alguien con muchas inquietudes, es posible que estés tentado de cambiar el juego al completo según aquello que te llame en cada momento. Por ello, las Power19 pueden ayudarte a mantener la idea que nos gusta, y vienen muy bien responderlas tras cada testeo.

Por otro lado, debes ser consciente de que existe un mal que sufren muchos autores: Caer en la reescritura contínua, la sensación de que no te gusta el texto y reescribirlo una y otra vez. Si bien es genial que un texto te guste y realices esos cambios, es muy peligroso hacerlo de modo contínuo. En un juego de rol no se busca un lirismo, sino una claridad. Es un manual de instrucciones salvo por las partes de ambientación, y como tal, debe ser claro y efectivo. Tu gusto por el texto puede cambiar según el momento en que lo leas, tenlo en cuenta.