3 feb. 2017

Cinco trucos para afrontar Jugadores ausentes

Jugador ausente. En dos palabras podemos plantear un problema que impida el avance de una campaña, y eso que parecían inofensivas por sí solas. Tarde o temprano todos los Directores de Juego nos enfrentamos a ello, y la forma de abordarlo decide si se juega o no ese día en concreto o incluso si llega a continuarse la campaña en caso de que se repita a lo largo del tiempo.















No nos vamos a engañar, la vía fácil y neutra es aplazar la partida, moverla a otro día, y ya jugaremos cuando estemos todos, pero con lo que cuesta reunir determinados grupos ¿Y si nos resistimos a ello? ¿Cómo podemos orientar la partida? La situación es complicada, veamos qué podemos hacer.


La primera opción

Como antes he comentado, creo que la primera vía a explorar es el diálogo y el aplazamiento. Quizá no sea la opción preferente para aquellos que invierten su tiempo en acudir a su cita con los dados de forma puntual, pero es la opción neutro y diplomática. Quizá la partida pueda aplazarse sin mayor problema para todos, y personalmente creo que es una opción que hemos de tantear con el grupo en primer lugar. Todos podemos tener algún problema.

Sin embargo poco a poco uno empieza a prevenir estas cosas y acaba un paso por delante, estableciendo protocolos para las posibles ausencias, teniéndolas ya en cuenta, parte del llamado Contrato social, vamos. No son pocos los grupos que fijan un día en búsqueda de que todos puedan acudir, como es lógico.

En caso de que seas el Jugador ausente, también has de tener esto en cuenta. Si es posible, comunícaselo al DJ tan pronto como lo sepas, al menos para darle tiempo a organizarse de nuevo (O usar algunas de estas opciones). Ojo, no sólo por motivos de etiqueta rolera, también porque con esta opción puedes saber qué ocurrirá y quizá, decidir qué pasará con tu Personaje, formando parte, aún ausente, de la partida.


Enfrentándonos a la ausencia

Diseña grupos que permitan actuación segmentada: Al lío. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente en mi opinión creo que la decisión óptima, incluso ante la posibilidad de aplicar cualquiera de las opciones que mencionaré después, es preparar una partida que sea capaz de resistir las ausencias dentro de nuestras posibilidades. Por ejemplo si la partida es de Los cazafantasmas podemos avanzar la trama mediante misiones individuales, una sucesión de one-shots, y aprovechar los periodos vacacionales para enlazar series de partidas cuyos eventos podemos dejar a medias, ya que todos dispondrán de más tiempo o posibilidad de aplazar las partidas con soltura. Esto puede aplicarse a grupos de aventureros en general, sean investigadores, guerreros espaciales o caballeros que dicen Ní, y parte del truco es no dejar partida alguna en medio de la acción e ir directamente a momentos en que el grupo pueda dividirse con libertad y lógica.


Vale, ahora vamos al peor de los casos, que es lo que suele pasar, y confirmamos que tenemos un Jugador ausente pero que igualmente jugaremos. ¿Qué opciones tenemos?

En caso de ausencia...: Como es comprensible, las ausencias con one-shots no deberían ser un problema, de modo que antes de comenzar una campaña o establecer un grupo de juego frecuente podemos establecer protocolos de actuación ante las ausencias. Por ejemplo definir bien a nuestro Personaje nos permite crear motivos de ausencia creíbles para su papel y para la partida, y que no haya un descontento en el Jugador, que ya bastante tiene con no poder acudir a la partida. Comenta con tu DJ qué hará tu Personaje en caso de ausencia, especialmente si le avisas con antelación. Si has jugado la partida anterior puedes explicar al DJ como apartar a tu Personaje e incluso él tendrá tiempo de adaptar la partida con tus decisiones. Y no, el paladín no puede irse con ese grupo de bandidos por mucho que insista, no es coherente.

¡Secuencia para el separatista!: Si sabes que no podrás acudir a una partida con bastante margen de antelación, internet nos ofrece una buena oportunidad, que es la de realizar y jugar una secuencia en que justificar la ausencia de tu Personaje. Vale, igual cuesta quedar todos para hacer una videoconferencia, de eso hablamos, pero incluso aunque ese sea el caso la gran mayoría de nosotros compartimos servicios de mensajería o redes sociales (Whatsapp, Telegram, Skype...) y puede hacerse incluso por escrito y en diferido. En un par de minutos puede estar solucionado para todos.

En caso de que no seamos muy partidarios de opción de separar la campaña en series de one-shots y sepamos con seguridad de la futura ausencia podemos plantear el final de la partida con nuestra escena de separación.


Hora del spin-off: Un clásico de mis mesas. Falta un Jugador que de forma repentina no puede acudir y no ha podido avisar. Una de las opciones es jugar un spin-off de la partida actual con Personajes relevantes de la trama pero que podamos alterar con facilidad en forma de partidas laterales que aporten datos relevantes o curiosos, o narren eventos que los Personajes no han presenciado. ¡Ejemplo! Somos George Lucas y estamos finalizando nuestra campaña Star Wars, siendo la última partida El retorno del Jedi, pero nos falta Luke Skywalker que está de exámenes. Rogue one sería un ejemplo (y una partida) perfecta en este caso, no cuenta nada vital pero aporta mucho trasfondo y sabor a la campaña que estamos jugando hasta que vuelva nuestro amigo de la fuerza.

Profundizar con flashbacks: Como en su mayoría son las campañas las que están expuestas a este problema, seguramente llevemos Personajes con un trasfondo decente, lo cual nos deja una opción excelente en caso de ausencias: Jugar flashbacks. ¿Recuerdas ese momento tan importante para tu PJ? Pues podéis convertirlo en un one-shot para extraer aún más trasfondo, al tiempo que el resto de Jugadores pueden interpretar Personajes relacionados a el... ¡O quizá se cruzaron en el pasado!


Es muy probable que haya otros muchos trucos para esta situación, pero estos son los que a mi me han dado mejores resultados e incluso material para otras campañas relacionadas con la principal. ¿Habéis usado alguno de estos trucos? ¿Cuál os ha dado mejor resultado?

PD: Y si encontráis la forma de hacer todo esto sin recurrir a clichés, mejor aún. Por cierto, hablamos de los clichés en las aventuras roleras en este otro artículo. Y si te has marcado un TPK la cosa está más difícil, pero aún puedes arreglarlo, ya verás la sorpresa del Jugador ausente al volver.