19 ago. 2016

Dos años de La barba rolera

¡Hoy cumplimos dos años de La barba rolera!


Y no hay mejor ocasión para hacer balance de la situación, contaros un poco de los planes de futuro para el blog y responder una pregunta que alguna vez se ha realizado cualquier blogger que se precie: ¿Que me ha aportado el blog hasta ahora?


Tres cosas que me ha aportado el blog

Ya hablé en otra ocasión de porqué decidí empezar con el blog, y en esta ocasión para responder a la pregunta toca volver la mirada hacia las cosas que me ha aportado como autor.

Compartir lo que se, tanto en el blog como en la comunidad rolera, me ha aportado muchas cosas positivas que por ahora resumiré en tres. La primera de ellas es la constancia. Si bien soy flexible con la frecuencia, los artículos suelen ser regulares cuando el tiempo y la inspiración lo permiten, y eso ha hecho que aprecie más los momentos que tengo a lo largo del día para escribir. Intentas que, se lo dediques al blog o no, sean lo más productivos posibles y de mayor calidad. El saber que a alguien le gusta (o no) lo que haces te impulsa más allá de tus límites, a hacerlo lo mejor posible porque quieres ofrecerles la mejor versión de tus creaciones, algo que merezca ser leído, jugado, o sea de utilidad.

¡La forja de La barba! (Eso encima de la caja son juegos, sí)

Enlazado con el punto siguiente, compartir con vosotros lo que se en este blog me ha permitido conocer y participar en otros proyectos con diferentes puntos de vista y objetivos. Esto es un beneficio dual, la colaboración con otros autores en sus obras personales es un intercambio entre ambos de visión y experiencia, al mismo tiempo que ayudas a otros a llevar a buen fin sus juegos o material rolero, mejorando el hobby desde dentro. Es tu pequeño grano de arena invisible, a veces será respondiendo sus dudas o aportando tu opinión, otras será con alguna cosa que escriba y pueda serles de utilidad, o así lo espero yo. Es la satisfacción de colaborar, tanto en otros proyectos como haciendo uso de tu libertad en un proyecto personal como este y por supuesto, el poder volcar luego toda esa experiencia adquirida en mis cercanos, ofreciendo mejores partidas y juegos.

La tercera cosa positiva es quizá la que más me gusta, y por eso he decidido dejarla para el final. Compartir lo que se, mis experiencias roleras y a veces opiniones me ha permitido conocer gente, pasar de ser un rolero aislado en un círculo personal a pertenecer a una comunidad, o así lo siento yo. Siempre que me he atascado en alguna idea o duda he encontrado a alguien dispuesto a ayudar de forma desinteresada, que me ha hecho reflexionar o ha solventado mi problema en el momento preciso. También la gente que comparte lo que escribo o me comenta cuando algo le gusta o no, aportando su feedback han supuesto un apoyo vital. Yo soy el que escribe pero detrás hay muchos más, tanto los que estaban al principio del camino como los que encontré y encontraré en el viaje.

Ya lo dije en la ocasión anterior y no pretendo ser recursivo, pero tampoco se me olvidará. Sólo tengo palabras de agradecimiento para vosotros y mis cercanos, por vuestros aportes y apoyo al blog. ¡Gracias a todos!


Visión de futuro

Y ahora, usemos el palantir y echemos un vistazo al futuro en cuanto a proyectos y blog se trata. Tal y como comenté la vez anterior, en este último año he intentado introducir más artículos prácticos que teóricos, y es probable que siga esa misma dirección esta temporada, la tercera según mi agenda. Los fans de la teoría rolera podéis estar igualmente tranquilos, que seguirá ahí. También en estos momentos estoy barajando la posibilidad de alguna sección fija y tras un mantenimiento me estoy planteando algún pequeño cambio estético. Todo se andará.

Veo juegos largos y un d20 en el futuro

El final de este segundo año ha sido algo caótico en cuanto a proyectos y algunos se han quedado en el tintero debido principalmente a dificultades con los medios de que dispongo ahora mismo. Esto se ha unido a que llevo tiempo queriendo subir un poco el nivel de lo que escribo y diseño aprovechando todo lo aprendido y ha hecho que reescriba y rediseñe muchos de ellos, terminando por moverlos de fecha. Los que están finalizados se encuentran ahora mismo en la fase de alejarme-del-texto-para-corregir-después, pero verán la luz más pronto que tarde. Ajeno a esto, recientemente he leído un juego que escribí hace un año y me he sorprendido a mi mismo con las cosas que pasé por alto.

Con respecto a los juegos del blog, los más observadores os habréis percatado de cierto patrón a la hora de publicar juegos (guiño) y es altamente probable que se repita este año (guiño, guiño). Pero por ahora, volvamos a la programación habitual.

Y ya sabéis, podéis acompañarme en el viaje vía Twitter, Facebook o Google+, vamos a por el tercer año sin afeitarnos la barba rolera. Espero que os guste.