25 nov. 2015

Escribiendo en la nube

Las herramientas que usamos son tan importantes como el trabajo que realizamos, y en muchos casos, de ellas depende nuestra productividad.

Hace unos días comentaba algunas de las ventajas y desventajas de la escritura tradicional, la digital, y aquella que podemos realizar en la nube. Hasta hace poco, siempre había escrito en digital, con excepción de notas y recortes que iban directos a la nube. Ahora, en pleno desarrollo de The last, mi siguiente juego, estoy experimentando por primera vez a escribir completamente en la nube.


Aunque ya conocía alguna de las opciones para ello, el usarlos a fondo y diariamente ha cambiado alguna de las impresiones iniciales que tenía de ellas. En este artículo me gustaría hacer una reflexión acerca de las que he elegido, el porqué, y de aquellas que he abandonado, y los motivos para ello.

En mi caso divido el trabajo en tres factores. Almacenamiento, escritura y notas.


Almacenamiento: Google Drive

Anteriormente he sido usuario de Dropbox, Box, he probado a tener un hosting... Y a día de hoy, Google Drive es el servicio que mejor me funciona. No sólo por la velocidad de subida y descarga, que creo que es más rápida que otros servicios, además de que que la previsualización me parece más rápida, en algunos casos, como los documentos, me permite además editarlos.

Puede organizarse por carpetas, puedes subir los archivos directamente arrastrando sobre el navegador, y además está enlazado a los servicios de Google, que como veréis, tiene más sentido al leer el resto de opciones. ¿Su problema? 15GB de espacio, bastante más que el resto de servicios, pero poco si piensas almacenar todos los archivos del juego (Archivos de InDesign, Illustrator, Photoshop, Documentos...), aunque siempre nos quedan los planes de pago, que no están mal.


Para escribir: Google Docs

Este es para mi, un impepinable. El servicio que he elegido para escribirlo todo en la nube es Google Docs. Aquellos lectores que lo hayan probado conocerán bien sus ventajas, las más importantes son el autoguardado, la asociación con los servicios de la gran G (con todo lo que ello implica, como la combinación con Drive), las opciones de formateo y la similitud con un procesador de textos tradicional, y además puedes descargar el archivo en .docx o.odt (Lo cual lo hace compatible con LibreOffice y con Word), y además en PDF, con lo que algunos incluso se ahorrarán el conversor si usaban un procesador de textos que no tuviera dicha capacidad. Además, y este es un factor menos conocido, tiene soporte para complementos que podemos descargar de la Chrome Store.


Si alguien quiere aflojar los oros y comprarme uno, no me voy a negar.

Para notas: Google Keep

Los que sigan el blog habitualmente verán aquí una diferencia. Yo era (y soy, aún) usuario habitual de Evernote, y de hecho lo he recomendado en multitud de ocasiones, pero bajo mi punto de vista, el servicio ha cambiado a peor en los últimos meses. No sólo ahora se desloguea* cada ciertas horas, aún marcando la casilla para mantenerme identificado durante 30 días e incluso cambiando de navegador, además han comenzado con publicidad agresiva tanto en la app como en la web.

Mi nueva opción es Google Keep. Las ventajas sobre Evernote son demasiadas para ignorarlas: No tiene publicidad, está asociado a Drive y Docs, permite establecer notas como recordatorios (Y sí, es lo que estáis pensando, suena una alarma), guarda las notas en tiempo real, sin necesidad de pulsar un botón de guardado, lo cual es ideal cuando llevas prisa y no puedes esperar a que guarde y sincronice, ya que Evernote no permite el almacenamiento local en su modalidad gratuita. La app ocupa la mitad en el caso de Android (a partir de 4.0) al funcionar bajo Material Design (Que en ciertos dispositivos es vital), y la velocidad de sincronización comparada con Evernote es absurda: Es instantánea. Además permite hacer listas mucho más fácil, y la visualización de las mismas es correcta tanto en PC como en el smartphone. Y por si fuera poco, permite tomar notas de voz, manuscritas y fotográficas sin límite (recordemos que Evernote tiene un límite de 60MB mensuales en el caso de la modalidad gratuita) y además ponerle color.

Llegados a este punto, para mi ha supuesto un cambio a mejor. Keep tiene también defectos, como el formateo de texto, mucho más comodo en Evernote y que no importa imágenes desde la web, necesita almacenarlas. No obstante, con lo mencionado, hay quien opina que todo esto llevará a Evernote a la quiebra.


Y no, este pleno de tres no está patrocinado por Google. Ya quisiera.


Otros servicios

Para escribir he probado otros dos servicios, Calmly Writer online y OneNote, en el caso del segundo, podría usarse también para tomar notas.

En el caso de Calmly, lo descarté principalmente porque no funciona en el smartphone, donde lo hacen casi la totalidad del resto de opciones, y además el formato en que descarga los archivos de texto es propietario. Me parece una buena idea para desarrollar un texto sin molestias, pero no permite almacenarlo en la nube, con lo cual en última instancia era local y autolimitado.

OneNote es bastante bueno, aunque no he probado la app para Android. Permite una organización bastante buena, pero comparativamente a Keep y Docs, aquellos a los que podría sustituir, se me hace pesado. Aquellos que quieran pasarse de Evernote a OneNote, aquí cuentan cómo.


Bonus track: Hablemos de complementos

Existe un factor que aún puede decantar la balanza para aquellos indecisos, y es que Google Docs soporta addons, los cuales se acoplan al servicio, no al navegador, con lo que no hay disminución del rendimiento. Personalmente he encontrado tres que considero muy buenos, y que comento para aquellos que ya sean usuarios del servicio.

Table of contents - Este plugin permite crear un índice de tu documento, con links, con lo cual te permite desplazarte por él con bastante facilidad y velocidad. Ideal cuando estás desarrollando y hay referencias cruzadas, o para hacer una referencia a una hoja con vocabulario empleado en el juego. Seriamente recomendada.

Gliffy - ¿Estás diseñando aventuras? Gliffy es la respuesta. Permite hacer diagramas y, ojo, puedes combinarla con la anterior para hacer un entramado de referencias y esquemas que ni las relaciones de los personajes de Juego de tronos. Y para estudiar también puede servirte.

Keywords - Al hilo de lo mencionado anteriormente. Si tu juego usa palabrería personalizada, este addon te permite crear una lista con ellas y su significado. Mucho más fino que la opción que comentaba en la primera opción.


Estas son mis opciones por el momento. ¿Cuales usas tu? ¿Conoces algún otro servicio? ¡Cuéntanos en los comentarios cuales se ajustan a tu día a día y porqué!

* No es una palabra muy castellana, de hecho es casi inventada, pero creo que se entiende.