3 may. 2017

Entrevista a Jose Carlos Domínguez, autor de Criaturas del Vacío Celeste

Hoy viajamos entre las nubes y un poco más allá hasta llegar al hogar en el cielo de Jose Carlos 'Kha' Domínguez, autor de Criaturas del Vacío Celeste, un bestiario que recopila algunas de las más extrañas y forteanas criaturas de los cielos para que pueblen tus partidas. Si crees que los dragones son mainstream, este bestiario está plagado de pulpos psíquicos, basiliscos voladores, tigres de nubes, elementales cachas, medusas loro, liches tormenta y hasta el propio sol.















¿Se comieron los cefalópodos aerostáticos algún Personaje en sus partidas? ¿Cómo fue la selección del catálogo? ¿De donde sale su inspiración? Desde nuestro d20 aerostático barbudo le hacemos algunas preguntas a su autor...


La primera pregunta es un clásico ¿Cómo te iniciaste en los juegos de rol? ¿Con qué juego?

Pues creo que la respuesta no es para nada clásica (Risas). Corría el año 2008 (algunos teóricos de la conspiración quieren buscar paralalelismo con la muerte de Gygax) y yo era administrador de la ya desaparecida Frikipedia, una página de humor que parodiaba la Wikipedia. Por aquel entonces tenían un canal propio de IRC y pasaba bastante tiempo por ahí moderando y perdiendo el tiempo. En una de esas tardes el dueño de la web nos propuso jugar por chat a Paranoia. Yo ya había oído hablar de los juegos de rol transversalmente, pero nunca había probado uno, así que me apunté y jugamos un par de sesiones en las que creo que solo perdí un par de clones. La idea de este tipo de juegos me cautivó y no tardé mucho en empezar a dirigir y escribir por mi cuenta.

Tienes otro proyecto entre manos, Sukero City. ¿Qué fue lo que te llevó al diseño de juegos y material rolero?

Sí, Sukero City es el más inmediato en la parrilla de salida (al menos de los grandes, este año me propongo ganar el concurso Un dungeon en una página 2017 si se celebra), pero hay muchas más cosas en el tintero. Esa es posiblemente la principal razón: Tengo una imaginación hiperactiva y un culo inquieto, simplemente tengo que estar haciendo cosas. Ya dije que había sido administrador de la Frikipedia, y durante bastantes años el contribuidor que más artículos había creado, así que eso debería dar una buena idea. Y como además de escribir me apasiona jugar y diseñar juegos desde que era un renacuajo, encontrarlos combinados en los juegos de rol que además son un formato tan abierto y accesible hizo que me viera fascinado.

En términos más concretos, debo mucho al blog del Sistema XD6, a su pequeña comunidad (un saludo a Eldaniel, Aured y S.A.) encuadrada en la gran comunidad de SPQRol, que en aquellos primeros tiempos me acogió y me ayudó a madurar mis primeros proyectos y mi gusto por el diseño. Probablemente gracias a que entonces también tenían chat.

Una de las ilustraciones del bestiario,
el hipogrifo sagrado, de Luís Míguez

¿Qué juegos y tendencias ejercen más influencia en tus diseños?

Pues yo siempre he visto mi desarrollo de tendencias como un poco invertido: Empecé tirando más para juegos minimalistas, sencillos y muy narrativos (que todavía me gustan, claro), pero fui derivando hacia el maximalismo, los sistemas complejos y el crunch. Empecé con XD6, su pool de dados, rasgos y puntos de destino, y he acabado con D&D con sus d20, sus mil hechizos y sus puntos de golpe (aunque por supuesto, lo que es el Old School para mí no se limita ni mucho menos a esto, como probablemente se puede apreciar en Criaturas del Vacío Celeste). Sin embargo, como digo, no ha sido cambiar un sombrero por otro y creo que en Sukero City, siendo un juego totalmente propio, se podrá encontrar un poco de ambos mundos, con suerte, lo mejor de cada uno.

Háblanos un poco de Criaturas del vacío celeste ¿Dónde encuentras inspiración para las criaturas? ¿Tienes algún referente?

Es un poco una mezcla de inspiraciones. Por un lado, un buen puñado de criaturas (e incluso la idea inicial) pueden rastrear sus orígenes hasta una tabla de The Dungeon Dozen, tan menor que ni siquiera apareció en el libro recopilatorio, pero que fue fundamental para mí. Y en la misma línea, blogs como Goblin Punch o Playing D&D With Porn Stars han tenido una influencia importante en mi forma de escoger temas y desarrollar criaturas. Otros son adaptaciones de criaturas clásicas de D&D como el aerosilisco o la flotatriz, el gólem de viento, la pirámide gelatinosa o directamente, la arpía o el elemental. Algunas fueron recomendaciones de amigos simplemente como el hipogrifo sagrado, la hija de la noche, el ojo flotante o el horror de las alturas.

Pero una de las influencias más importantes ha sido mi interés por los pueblos de Asia y el orientalismo. Muchas de las criaturas son bastante orientales como el dragón celestial o el tigre de nubes, o tienen un toque de exotismo oriental a la manera de la espada y brujería clásica como el Devorador de oro y seda, que creo que no desentonaría en la lejana Zothique.


Las criaturas que figuran en el bestiario tienen estadísticas básicas para D&D y FATE, o al menos para crearlas a partir de las indicaciones. ¿Por qué has elegido esos juegos?

Pues en principio cabe decir que los escogimos un poco a modo de bonus y como muestra de cómo las criaturas pueden ser adaptadas a distintos sistemas. D&D porque el abolengo del manual es inconfundible como un producto del estilo Old School o DIY D&D. Pero por otra parte también queríamos incluir FAE porque también es un sistema que disfruto y no me parece que este tipo de criaturas desentonaran en su dinámica de juego: ¡El arte de la Accelerated Edition está lleno de gente voladora!

¿Has usado alguna criatura en tus partidas? ¿Cómo te fue?

He probado un puñado (¡Incluso en Sukero City!) y voy a tener ocasión de probar bastantes más ahora que voy a empezar a probar en mesa la aventura exclusiva que acompaña al bestiario (llamada El zoo del sultán), pero la vez que mejor recuerdo haberlas usado fue empezando una partida un poco chorra con dos amigos en la que se les apareció como encuentro aleatorio un cefalópodo aerostático: estos pulpos llenos de gases contratan aventureros para que vayan y maten a otros como ellos (por razones indeterminadas), así que este hizo justo eso: Dio la mitad de la paga a los personajes y se reservó el resto para cuando ofrecieran prueba de muerte de un congénere en concreto que vivía a unos días de distancia. Así que los dos personajes inmediatamente volvieron al pueblo, contrataron a mercenarios con el dinero, compraron provisiones y salieron en pos del cefalópodo aerostático.

Nunca llegaron, no obstante, enfadaron a un puñado de elfos por el camino y acabaron derrotados y vendidos como esclavos. Al menos conocieron a un fantasma por el camino. Pero a modo de moraleja es un gran ejemplo de cómo las criaturas pueden afectar a una partida y dar juego sin que tengas que intercambiar un solo golpe con ellas y esa es una idea que encuentro muy interesante.


Esta ilustración y la anterior, obra de Daniel Puerta

¿Cómo ha sido el proceso de creación de Criaturas del vacío celeste? ¿Qué fue lo que más te gustó o te trajo quebraderos de cabeza?

Pues no suelo contar mucho para que no parezca que soy un quejica pero me voy a soltar un poco el pelo. Empecé a escribir el manual a finales de 2014 y tras un hiato lo acabé a mediados largos de 2015. El proceso fue simple, pero no sencillo: Una vez tenía decidida la lista de criaturas que quería hacer y las tenía más o menos conceptualizadas, cada día me sentaba y hacía una o dos criaturas, primero documentándome a fondo (no sabéis la de cosas que aprendí escribiendo el chacal alado, ¿Sabíais que hay una raza de perros-chacal cuyos ejemplares pertenecen en exclusiva a una aerolínea rusa?), y después rellenando todas las estadísticas, características y lo peor de todo: Las tablas de veinte rumores, habladurías y mentiras. No es fácil tener cuarenta ideas originales casi cada día durante semanas, pero creo que el resultado mereció la pena.

Después ya vinieron asuntos más mundanos como el excruciante proceso de revisión, plantear toda la campaña y establecernos legalmente para poder sacarlo. Fijate si se retrasó la cosa que pensábamos que podría estar para abril... ¡de 2016!

¿Hay alguna criatura que haya quedado fuera de ser catalogada en este bestiario? Si es así, ¿por qué?

Hubo un puñado de ellas que estaban en la lista inicial pero acabé por no hacer por una mezcla de falta de espacio y que no eran tan interesantes como otras, en distintas proporciones. Por desgracia he traspapelado la lista original pero el nivel estaba en cosas como "tiburón flotante", así que probablemente no se ha perdido nada.

De todas las que figuran en la selección ¿Tu favorita y la que menos te gusta?

Mis favoritas son o el aerosilisco o el cefalópodo aerostático, me costaría elegir una. Son las dos primeras que escribí y les he ido cogiendo cariño. La menos favorita probablemente sea el ojo flotante, no es mala, pero no estaba del todo inspirado y creo que se nota un poco.

Flotatriz, de Mar Domínguez

Has optado por un método de financiación poco frecuente ¿Que ha sido lo que te ha llevado a optar por GoFundMe?

Bueno, a mí y a la Asociación Monifate, con la que pienso seguir sacando este tipo de cosas. La principal razón de escoger GoFundMe es que nos planteábamos desde el principio hacer el producto solo digital, de modo que no necesitábamos realmente ningún capital para sacarlo, así que nos propusimos hacer el proyecto solo para cubrir gastos y ver si podíamos conseguir ayuda de la comunidad para que quedara lo mejor ilustrado posible, por eso nos interesaba un sistema de mecenazgo abierto como el de GoFundMe, donde te quedas todo lo que te dan. Además la presión de tener que comercializarlo de alguna manera ha hecho que nos esforcemos el triple en tenerlo todo bien pulido.

¿Cuáles crees que serán las tendencias del rol en los siguientes años?

Uh, una pregunta peliaguda, ¡y yo sin mi bola de cristal! La verdad es que es difícil de decir para mí porque tampoco suelo mirar a la rolesfera en su conjunto y elucubrar al respecto e incluso en un hobby tan pequeño es fácil formarse su propia islita y no prestar atención a lo que están haciendo al otro lado de internet. Supongo que con el tiempo se irá integrando mejor en la era digital como lleva ya unos años haciendo, y no quedará mucho antes de que buena parte del proceso de preparación previa del director esté en buena medida automatizado: Tenemos la tecnología, solo nos falta saber cómo hacerlo. Además creo que en lo que es la rolesfera anglosajona la OSR ha abierto una puerta que es difícil de cerrar: Mucha gente ha visto que es posible crear su propio material y compartirlo, incluso si no tiene nada que ver con D&D o la fantasía medieval, y esa es una idea muy potente.

Espero que en el futuro todo internet esté lleno de raritos como yo esparciendo sus disparatadas ideas por doquier al coste en lugar de empresas monolíticas. Lo que está claro es que no va a convertirse en un fenómeno de masas (Risas).

Necrogrifo, de Jesús Calero

Lánzanos una idea… ¿Qué echas de menos en la scene rolera en general? Algún tipo de material, género, iniciativa…

Uf, difícil, si tuviera alguna idea original la estaría haciendo yo... Pero ahí va un reto: El primero que escriba un juego de rol completo sobre perros inteligentes que son enviados al espacio profundo para rescatar a astronautas al estilo san bernardos y donde los personajes forman todos parte de la misma jauría de rescate (con roles especializados como rastreador, perro de combate, etc.) recibirá 1000 internet points.

¿Hay algún consejo que te haya sido especialmente útil?

Uno que suele dar Zak Smith: Cuando se trate de publicar haz lo contrario de lo que te aconsejen.

¿Cuál darías tú a aquellos que se lanzan a crear material rolero?

Pues que escriban lo que quieran. Si se hace por afición no hay nada que perder y hay mucho que ganar siendo uno mismo. Incluso si es para un puñado de personas, cuanto más te esfuerzas en escribir para la gente que no entiende lo que haces, menos ofreces a los que sí te entienden o estarían dispuestos a hacerlo.

Para finalizar… ¿Tiene Criaturas del vacío celeste algún easter egg?

Seguramente, porque me encantan esas chorraditas, pero ahora mismo no recuerdo ninguno. O eso me obligan a decir mis amos corporativos...


Podéis ayudar a la elaboración de sus ilustraciones y conseguir Criaturas del Vacío Celeste en su campaña en GoFundMe, y seguirle la pista a su autor en su blog Un paladín en el infierno o en su perfil personal en Google+.