22 may. 2015

Mecánicas desde cero: Marcando objetivos

Tras los conceptos iniciales, seguimos con la creación de nuestra mecánica básica. Sin embargo, antes de seguir avanzando, debo hacer algunos comentarios.

A pesar de que pretendo explicarlo todo in crescendo, resulta imposible hacerlo de forma totalmente ordenada a la par que detallada, debido a la gran cantidad de factores implicados en ello. En la creación se entrelazan gustos personales y opciones determinadas dictadas por objetivos narrativos o lúdicos, apoyadas en la teoría mecánica o con la intención de transmitir y ambientar. De modo que tened en cuenta, que aún cuando hablamos de un tema concreto de la creación de mecánicas se va a cruzar con otros muchos aspectos del tema.

Autor típico diseñando un nuevo sistema. Sí, cuesta un poco.

Dicho esto, el primer punto a tener en cuenta es el núcleo del sistema, el corazón de la mecánica, que surge de dos conceptos aparentemente distantes pero unidos en realidad: Unir el factor lúdico con nuestros objetivos. Cuando hablamos de objetivos dentro de una mecánica de resolución en un juego de rol, nos referimos a lo que se esconde más allá del mero método. Factores como lo que transmite una mecánica, la información que obtenemos o cómo llegamos a ella.

10 may. 2015

Mecánicas desde cero, lo básico

A medida que vamos leyendo y probando diferentes juegos y creando y cambiando nuestras obras, vamos llegando a ciertas conclusiones y preferencias. Creo que una de ellas debería ser que no existe el sistema perfecto, darnos cuenta de que todo depende de nuestras preferencias, como creadores o como Jugadores y el objetivo con el que se crean las mecánicas. Siempre podemos ver opciones en otros juegos que nos gusten o nos resulten evocadoras.




Tarde o temprano diseñamos las nuestras, ya sea como hobby o o profesionalmente, o simplemente modificamos un sistema que conocemos y con el que nos sentimos a gusto. Sin embargo si somos asiduos a estos cambios, a añadir o quitar partes del sistema, podemos observar dos cosas: O funciona genial, o nos rompe el sistema ¿Porqué ocurre?